Criptomonedas y Blockchain
Blockchain,  Criptomonedas

El Arte a la vanguardia con Blockchain

Las ventajas de las Criptomonedas y Blockchain ha llegado también al mundo del Arte.

Estas ventajas presentan nuevas maneras de adquirir, poseer y proteger operaciones donde el Arte interviene.

Una nueva generación de inversores y coleccionistas están decididos en adquirir obras de arte usando criptomonedas motivados por las ventajas que ofrece la tecnología blockchain.

El mundo del arte ha querido aprovechar las oportunidades que ofrecen las Criptomonedas y Blockchain.

Muchas Obras de arte ya han sido adquiridas usando este tipo de moneda.

Se han habilitado plataformas que facilitan pagos virtuales con criptomonedas.

Se espera que las Criptomonedas y Blockchain animen decisiones de adquisición de obras de arte y abra este mercado a amantes de la tecnología motivados por las ventajas que ofrece.

¿Qué ventajas ofrece al mundo del arte la tecnología Blockchain?

Blockchain es un sistema de almacenamiento de información seguro, anónimo, descentralizado y libre de falsificaciones.
Garantizar la titularidad y autenticidad de la obra son valores que blockchain ofrece a los inversionistas, coleccionistas, galerías y artistas.
También confiere el anonimato, apreciado en la operaciones que se realizan en el arte.

¿Hay más ventajas?

Se ha creado una nueva manera de intercambiar y autenticar el arte.

Se han adquirido obras con criptomonedas esperando realizar una doble inversión: arte y criptomonedas.

La supresión de los intermediarios. La nueva tecnología permite adquirir obras de arte reduciendo los costes. Existen sites que posibilitan la adquisición de obras directamente usando criptomonedas.

La tecnología blockchain garantiza que la información se almacene anónimamente y de manera segura. Permite que las obras de arte digital se puedan almacenar en parte o totalmente. En el caso de las obras de arte físicas, esta tecnología posibilita vinculaciones mediante un identificador físico adicional.

La aplicación de la tecnología blockchain en el mercado del arte está cobrando impulso en plataformas de comercio y en plataformas de verificación.

Estas últimas ofrecen la certificación digital del título del artista creando bancos de título digitales para arte en los que se archiva la trazabilidad de la obra. Ofrecen también al comprador la garantía de autenticidad de la obra o el derecho del vendedor.

Estas plataformas deben esforzarse en adquirir la confiabilidad de los autenticadores.

También se han lanzado plataformas de blockchain para inversores con la intención de posibilitar la adquisición de participaciones de obras de arte. Es decir, poseer una porción de una obra de un autor muy cotizado, posibilitando poseer un valor de arte cuando su precio está muy lejos de permitirnos adquirir la obra completa. De esta manera podremos participar del mercado de venta de nuestra participación así como hacer valer nuestra titularidad de la porción de obra adquirida para avalar créditos bancarios u ofrecer garantías.

Prestigiosas galerías de arte tradicionales ya están creando plataformas aprovechando la tecnología blockchain como una forma de recaudar capital con ICO’s (acrónimo inglés de Ofertas Iniciales de Monedas, Initial Coin Offering).

De esta manera poder financiar proyectos ofreciendo la participación en las ganancias esperadas. Los proyectos iniciales persiguen construir plataformas de comercio y/o plataformas de verificación. Abrir nuevas galerías de arte, usando criptomonedas propias (token convertidos) y la tecnología blockchain.

El futuro segurirá ofreciendo nuevas maneras de aplicar la tecnología al mundo del arte.

¿Qué riesgos supone la irrupción de la tecnología Blockchain y el uso de Criptomonedas en el mundo del arte?

No todo son ventajas. Existen riesgos políticos y financieros en el empleo de criptomonedas de los que no es ajeno el arte. También, pese a que el uso de esta tecnología y de las criptomonedas abandera la cuestión de la seguridad. Ya se han dado casos en los que brechas de seguridad han dañado a las criptomonedas.

El avance tecnológico siempre está expuesto a amenazas y detección de vulnerabilidades. Seamos prudentes con afirmaciones eternas acerca de la seguridad.

Riesgos Financieros

La alta volatilidad de las criptomonedas puede implicar elevadas pérdidas. Sirva de ejemplo la inesperada devaluación del bitcoin desde principios de este año cuando rompió con el fuerte atractivo con el que finalizó en diciembre del 2017.

La alta volatilidad obliga a que los precios de las obras de arte expresados en criptomonedas deban ser actualizados con frecuencia por parte de los galeristas o coleccionistas. Algunos galeristas han invertido en algoritmos que referencian el precio a monedas físicas, como el euro, por ejemplo, y realizan el cambio en tiempo real con respecto la criptomoneda. Pero la volatilidad sigue afectando al consumidor de arte expuesto al riesgo de la devaluación de la criptomoneda.

Participar en ICO’s debe asumir los riesgos de no conseguir la capitalización esperada, los riesgos que acompañan a las criptomonedas que surgen lanzado el proyecto y también el riesgo al fracaso del propio proyecto, pese a haber conseguido la financiación.

Riesgos Políticos

La ausencia de legislación que regule el mercado o la aparición de legislaciones más severas ante un fenómeno aun embrionario pueden derivar en el fracaso del proyecto de muchas ICO’s y provocar pérdidas a los que invirtieron en ellas o en la adquisición de criptomonedas. El inversor ha de conocer la gran inseguridad jurídica que existe.

La regulación del mercado, aun llegando tarde, va a llegar. De poco va a servir el discurso de “democratización de la economía” de los que apoyan la irrupción libre de las criptomonedas. Tampoco servirá su extrapolación a la defensa de la “democratización del arte“.

La regulación del uso de criptomonedas, ante el presunto anonimato que ofrecen, ha comenzado a ser uno de los objetivos de gobiernos. La ventaja de la facilidad y rapidez de transferir fondos al exterior utilizando criptomonedas, ocultos en el anonimato y sin intermediarios, permitiendo eludir regulaciones bancarias e impuestos se ha visto perseguida con las primeras reacciones de los gobiernos solicitando información y obligando a tributar las operaciones. En algunos casos se ha llegado a prohibir seguir comercializando con criptomonedas.

¿Existe el anonimato?

Este es un jardín con espinas, ya que la trazabilidad del origen del dinero debería ser posible. La discusión sigue en pie. El tiempo revelará si la tecnología seguirá ofreciendo el anonimato a pesar de sus consecuencias discutibles.
Por el momento, como acciones preventivas, las importantes casas de subastas del mundo han introducido controles más exigentes contra el blanqueo de dinero y han rechazado participar de proyectos que abanderan el anonimato.

El tiempo nos ofrecerá respuestas a estas preguntas y a las que están por llegar.

Mientras, disfrutemos de esta revolución.

Photo from Pixabay

Si te ha gustado este post, puedes compartirlo en tus redes sociales.

Ingeniero Superior de Telecomunicaciones (UPC) y Graduado en Derecho (UOC)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Don`t copy text!