Tengo una idea que nadie la ha implementado, sólo necesito una web ….

Acabo de reunirme con un cliente que me solicitó una reunión para comentarme una idea muy innovadora, según afirmaba, relacionada con el mundo de la salud en el que trabaja actualmente.

 

Qué y Para qué

Tras la explicación del qué y el para qué, todo parecía realmente muy interesante. Pretendía revolucionar el cuidado de la salud en una área que por confidencialidad a mi cliente no puedo desvelar.
A pesar de ser muy ajeno a su profesión, marqué distancias de escepticismo cuando me afirmó que no existía nada igual … y además no existe nada igual.

 

Y llegaron los cómo ….

Comenzó a explicarme los cómo solicitando mi consejo. Su propuesta inicial era básica.
Algo acostumbrado estoy tras tantos años y conversaciones con personas de ideas brillantes e inquietudes pero con desconocimientos técnicos.
Cómo en la mayoría de los casos que me encuentro, al tiempo que me preguntaba se respondía él mismo con soluciones propias del año 2000: sugería crear una web. Me afirmaba que era básica y necesaria. Me lo exponía como si la solución pensada fuese innovadora.
Al acabar su exposición, su cara transmitía una satisfacción contagiosa.
Me pregunté interiormente cómo orientarle sin reducir lo más mínimo su ilusión, factor decisivo para todo proyecto empresarial.
Mi obligación era hacerlo conocedor de posibilidades tecnológicas más actuales, eficientes, rentables y menos casposillas de hacer realidad su proyecto aprovechando todas las ventajas de la tecnología.
Así que sabiendo la respuesta me lancé a la piscina, esperando que la confianza amortiguase el golpe.

¿Conoces la tecnología blockchain?

La respuesta fue negativa. Desconocía qué es blockchain. No dejo de sorprenderme a pesar de estar habituado a estas situaciones. El desconocimiento le había impedido pensar en las ventajas que le ofrecía esta tecnología ante su idea tan innovadora como afirmaba.

¿Sabes qué es un ICO?

Imagino que sabéis la respuesta. Habéis acertado. Le sonaba algo de créditos estatales, por lo que estaba bien lejos de a que me refería.

¿Y cómo comienzo?

Recordando la máxima: Lo bueno si breve dos veces bueno. 

Sobre la mesa con los objetos que disponía y un bolígrafo haciendo la función de puntero le expliqué muy resumidamente la tecnología blockchain, al tiempo que le expliqué que no era nada nuevo, que en ella se basa la criptomoneda Bitcoin y todas las que han aparecido. Por cierto sí que le sonaba esta criptomoneda.

 

La tecnología Blockchain

 

Me interrumpió explicando conceptos desordenados y confusos acerca de Bitcoin. Le escuché y sin entrar en correcciones que nos hubiesen despistado del tema principal, lanzar un proyecto empresarial, le reconduje al hilo explicativo.

Con los conceptos básicos explicados me atreví a profundizar un poco más, siempre pendiente de no perder su atención ante tanta información nueva y desconocida.

Le expliqué que la ventaja principal de blockchain es ser una cadena de bloques, de información que está protegida por un sistema muy seguro de criptografía. Esta información se comparte con toda la comunidad de una manera descentralizada, diferencia muy importante con respecto a los sistemas centralizados.

Cómo le había explicado, en un principio la tecnología blockchain se empleó en las criptomonedas pero ya se ha empezado a utilizar en servicios que buscan aprovechar sus ventajas. Como ejemplos le mencioné los derechos de autor, el caso de las obras de arte (visto en un post anterior), las transacciones económicas, la compra venta de inmuebles, la gestión de datos en la nube, bla, bla, bla y acabé con la propuesta que abrió sus ojos exageradamente y le sirvió para entender las ventajas de aplicarla en su idea.

Le propuse considerar implementar su idea aprovechando la tecnología blockchain lo que le permitiría almacenar y gestionar los datos de salud de manera segura y verificable. Cuestión muy importante más tratándose de datos de máxima seguridad, como son la salud.

 

Y ahora, a por el concepto de ICO

 

A continuación le expliqué la manera de financiar este tipo de proyectos: el papel de las ICO’s.

Su significado como acrónimo de Initial Coin Offering (Oferta Inicial de Moneda).

Acrónimo y significado bastante similar a IPO, Initial Public Offering (OPV, oferta pública de venta) que se utiliza cuando una empresa sale a bolsa y ofrece acciones a cambio de dinero.

 

ICO está relacionado con la financiación de un proyecto empresarial

 

¡A por los tokens y casi lo tenemos explicado!

Debía ofrecer inicalmente unos tokens que no es más que, simplemente explicado, la moneda asociada al proyecto que inicialmente le servirá, gracias a la ICO para financiar el proyecto. Estos tokens están construidos sobre plataformas existentes de blockchain, concretamente de criptomonedas, la habitual es Ethereum.
El cambio de los tokens por dinero le daría la financiación requerida.
Además los tokens podrían ser utilizados por los clientes para realizar los pagos de los servicios ofrecidos.

 

Apareció el esperado: ¿CÓMO? ¿Cómo podía implementar todo lo que le había explicado?

Le indiqué que debía crear una plataforma basada en blockchain que ofreciese los servicios de salud pensados. Y lo que es más importante, ofrecerlos a todo el mundo. Y me refiero al ámbito geográfico.
Para ello debía conseguir socios. Posteriormente debía conseguir los clientes.
Lo bueno de hoy día es que tanto unos como otros podían ser de todo el mundo.
Con respecto a los clientes, los servicios que pretendía ofrecer se dirigían a clientes pertenecientes a centros especializados, hospitales generales, ambulatorios e incluso instalaciones rurales.
La venta de los tokens debía realizarla en diferentes fases y ofreciendo bonos atractivos. Con los fondos recaudados podría lanzar internacionalmente los servicios pensados.

 

¿Y la web? Me preguntaba

Aquí es donde entra la web, su promoción y la estrategia de publicidad para dar a conocer su proyecto y conseguir los fondos requeridos para lanzarlo con visión internacional y, muy importante, protegido gracias a la tecnología blockchain.

Debe explicar el objetivo de su idea, del proyecto, de la empresa en definitiva.

Debe justificar los motivos por los que es una necesidad a cubrir y, en consecuencia, será un éxito.

Las ventajas de implementarla en tecnología blockchain. Se podían resumir, tras nuestra conversación, en la expansión internacional, la reducción de costes, la mejora de seguridad de los datos de salud y la autenticidad de los mismos.

Debe explicar cómo será utilizada su idea una vez esté implementada.

Quienes son los creadores del proyecto y la experiencia que disponen en el sector de la salud, así como en el de tecnología.

La financiación que se requiere, la que ha sido conseguida y cómo se conseguirá la restante. La venta inicial de tokens y los usos que se harán de ellos. El calendario de preventas, cantidad y sus condiciones beneficiosas por los bonus aplicados, y la fecha de la venta principal junto a la cantidad de tokens. La cantidad de tokens asignados al equipo del proyecto, a los asesores, a los inversores iniciales y al desarrollo del proyecto. La reserva de tokens para el pago de servicios una vez lanzado el proyecto. La política de descuentos de los servicios ofrecidos que se abonen con el token creado por el proyecto. ….

El plan de negocio comercial, en líneas generales.

Y para acabar, exponer la conclusión que resume lo comentado anteriormente.

 

¿Es posible conseguir la finanaciación vía ICO’s?

Sí. Muchas son las ICO’s que han aparecido y que aparecen continuamente con ideas muy innovadoras en las que se traslada la idea de negocio al uso de la plataforma blockchain. También muchos son los que aprovechan esta tendencia para invertir en ideas prometedoras con la finalidad de especular posteriormente con los tokens o criptomonedas adquiridos en la ICO, al subir de valor en el caso de haber dado con un proyecto exitoso.

Por la juventud de este tipo de proyectos y de la utilización de la tecnología blockchain, muchos son los que se quedan por el camino pero muchos son y serán los que acaben triunfando ya que, en definitiva se trata de aprovechar ventajas para ofrecer servicios que hasta hace bien poco eran impensables.

¡El cliente se fue con mucha información pendiente de asimilar pero con una amplia sonrisa! Una vez salió del despacho, investigué si su idea era tan innovadora y, como era de esperar, existía una ICO que perseguía objetivos parecidos, aunque si es cierto que era de hace unos meses.

Photo from Pixabay

Ingeniero Superior de Telecomunicaciones (UPC) y Graduado en Derecho (UOC)